Lugares para visitar en Barcelona

A continuación, te contamos y mostramos algunos lugares que puedes visitar en Barcelona, sin importar que tengas poco tiempo. ¡Acompáñanos!

La Sagrada Familia. Uno de los símbolos de la ciudad.

Sin duda este es uno de los primeros lugares que debes visitar de Barcelona. Esta asombrosa catedral fue diseñada por Antoni Gaudí y su construcción comenzó en 1882. ¡Todavía está en marcha! Se planea terminarla en el año 2026 para conmemorar los 100 años de la muerte de Gaudí, aunque en 2010 sólo habían llegado a la mitad del camino con algunos de los trabajos más desafiantes por venir.

Iglesia Sagrada Familia.
Vista panorámica desde una distancia aproximada de 100 metros de la iglesia de la Sagrada Familia

Tómate un tiempo para mirar realmente las paredes (contrata un guía si lo crees necesario, y verás que puedes aprender más acerca de muchos detalles), observa las diversas historias bíblicas esculpidas y también verás diferentes temas de diseño a medida que otros arquitectos y escultores han añadido sus toques. Entra y darás vueltas en círculos bajo las torres que se elevan. Toma nota de los diseños de los vitrales de cada lado que representan el nacimiento y la muerte de Cristo. Lo más sorprendente es el hecho de que sólo se financia con donaciones y entradas de turistas.

Las Ramblas. Uno de los mejores lugares para visitar y hacer compras en Barcelona.

No debes perder la oportunidad de pasear por Las Ramblas. Esta famosa carretera de baldosas salpicada de vendedores ambulantes y cafés y bordeada de tiendas permanentes, bares, restaurantes y hoteles está repleta de turistas y si comes aquí será más caro que hacerlo en otros barrios, a los que podrías ir en taxi (o a pie). Date un gusto; en encuentra un lugar para una sangría y unas tapas; mira a la gente a tu alrededor.

La Boquería. El mercado por excelencia en Barcelona.

Detalle de puesto de la Boqueria.
Imagen de uno de los numerosos puestos de frutas y zumos del mercado de la Boquería, en Barcelona.

Una de las razones para volver a Las Ramblas es La Boquería, un enorme mercado de alimentos y un lugar increíble para ir a desayunar, recoger bocadillos, comprar fruta, zumos o incluso llevar a casa todos los ingredientes frescos que quieras cocinar en el tuyo.

A primera hora de la mañana; la famosa calle está tranquila porque los vendedores recién comienzan a sacar sus mercancías para el día, aunque el mercado está en plena ebullición. Los asientos son limitados, pero aun así se puede encontrar un buen lugar para tomar un rico desayuno y luego pasear y tomar fotos.

El Camp Nou. Otro de los lugares perfectos para conocer y visitar en Barcelona.

Aunque no seas un gran fanático del fútbol, si tienes oportunidad de ver un partido en vivo, con gran cantidad de fanáticos gritando y con todo el colorido y el folklore que genera este deporte, no puede perdértelo. Y si te gusta este deporte, seas del equipo que seas, tienes que ver jugar al F.C. Barcelona en su estadio; es toda una experiencia.

Muchas agencias de viajes realizan visitas organizadas. Está llena de aficionados, desde niños pequeños con su camiseta favorita hasta sus padres, entusiasmados con la posibilidad de estar de pie en el terreno sagrado. ¡Incluso venden pequeños trozos de hierba en marcos de cristal!

El Barrio Gótico

Puedes visitar muchos lugares en Barcelona, pero nunca debes pasar por alto a esta zona de la ciudad, donde se concentran gran parte de la cultura, la historia y el encanto de los catalanes. El Barrio Gótico es un barrio clásico de Barcelona, y está formado por un laberinto de callejones estrechos que se abren en pequeñas plazas, ruidosas y muy animadas. Hay muchas cosas que ver dentro de las tranquilas plazas y fuentes del barrio; por ejemplo se pueden visitar y admirar las cicatrices de los bombardeos en las paredes de una iglesia, el cuadro de la santa Eulalia de 13 años, asesinada por los romanos en el siglo IV por sus creencias cristianas, pero que fue reemplazada por otra santa y ahora llora en el callejón, y escuchar sobre las guerras y las murallas de la ciudad. Las compras son muy buenas aquí si te gustan las antigüedades, las boutiques y las artesanías.

Centro comercial en la antigua Plaza de toros.

Esta antigua plaza de toros todavía tiene la fachada circular original, pero en su interior hay un centro comercial de cinco pisos con una azotea de restaurantes y bares. Muy bien conectado con el servicio de transporte de la ciudad, y fácil de llegar incluso a pie si no estás muy lejos. Muy buen lugar para hacer compras, sentarse a tomar un coctel y sobre todo disfrutar de su esplendida vista de 360 grados.

El Parque Güell. Un paseo con encanto en la ciudad de Barcelona.

Detalle de las decoraciones del Park Güell
Detalle de la pedrería y mosaicos utilizados en la construcción del parque Güell en Barcelona.

Antoni Gaudí fue el artifice de que Barcelona quedara grabada en la mente y en las cámaras de todos los visitantes de la ciudad una vez que volvieran a casa, y aquí , el Park Güell, consiguió desplegar algunas de sus increíbles ideas. El parque es libre de entrar y pasear, pero si quieres sentarte en el asiento de mosaico que se enrolla como una cinta alrededor del borde de un enorme terreno plano, tendrás que pagar. Aunque sólo un par de euros. Es un sistema inteligente de almacenamiento de agua donde el agua de lluvia que se filtra a través de la tierra arriba (donde todos toman sus fotos) es canalizada en lo que parecen ser pilares que sostienen todo el conjunto (y lo son), pero también el doble de 1200 metros cuadrados de almacenamiento de agua para las casas (que nunca se construyeron) y los lujosos jardines plantados aquí.

La Pedrera. Un pedazo de historia y de cultura catalana.

Fachada de La Pedrera
Imagen de la fachada principal de la casa Mila o La Pedrera

Una de las obras privadas más famosas de Gaudí, e indudablemente uno de los lugares mas recomendados para visitar en Barcelona, es la Casa Milá, apodada La Pedrera, que significa la cantera. Ahora es un sitio de Patrimonio Cultural de la Humanidad de la UNESCO y un edificio sobre la cima que diseñó para Pere Milà y su esposa, la adinerada Roser Segimon, construido entre 1906 y 1912. Puedes saber más acerca de esta casa en este enlace.

Conclusión

Si nunca has estado en Barcelona, o si has estado anteriormente, o incluso si vives aquí; no dejes de pasar las oportunidades de visitar y seguir conociendo las innumerables maravillas que posee esta ciudad.

Puedes conocer más acerca de esta hermosa ciudad visitando nuestra sección de libros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *