El Gran Teatre Liceu; símbolo de la ópera en Barcelona

El Gran Teatre Liceu es sin duda el lugar que más ha desarrollado la inquietud por la ópera en Barcelona. Es el mayor teatro nunca construido en la ciudad.

Gran Teatre Liceu - Fachada
Gran Teatre Liceu – Fachada vista desde Las Ramblas

Historia del Gran Teatre Liceu

Origen

El origen del teatro podemos encontrarlo en la Sociedad Dramática de Aficionados, creada en 1837 y que originalmente operaba en un antiguo convento. A medida que la ciudad crecía, se hacían necesarios la creación de nuevos espacios, como un conservatorio de música, por lo que pronto esta Sociedad se convirtió en el Liceo Filarmónico Dramático Barcelonés. La notoriedad y el éxito del liceo propició que la burguesía catalana de la época financiara la construcción de un nuevo teatro, mucho más grande, más ambicioso y espectacular, y el lugar escogido fue en Las Ramblas, en el solar que había ocupado el antiguo Convento de los Trinitarios. Es así como en 1847 se inaugura el Gran Teatro del Liceo.

Un teatro marcado por las tragedias

Imagen del Gran Teatre Liceu cuando se incendió en 1994
Así quedaron los restos del Gran Teatre Liceu después del incendio que sufrió en 1994

A lo largo de su trayectoria el teatro ha sufrido todo tipo de acontecimientos, desde incendios e inundaciones hasta atentados anarquistas. En 1861 sufrió un incendio por primera vez. En 1893 las bombas de un anarquista lanzadas desde el segundo piso hacia la platea causaron más de veinte muertos. Sin embargo, el desastre que marcaría un antes y un después en la historia del teatro sería el incendio que sufriría en 1994, donde el único lugar que logró salvarse, junto con el vestíbulo, fue el famoso Salón de los Espejos, antiguamente llamado El Vergel, que era el lugar donde se reunían todas aquellas personas que visitaban el teatro, comentaban la ópera y además cerraban pactos y negocios importantes.

La leyenda de los Trinitarios

Existe una leyenda que asocia los incendios que ha sufrido el teatro con el antiguo Convento de los Trinitarios, de que cuando este convento es incendiado intencionadamente 1835, a raíz de las famosas “Bullangas” o revueltas anticlericales de aquella época, se quema con alguno de estos religiosos dentro, por lo que algunos atribuyen el origen de la “maldición” de los incendios a una venganza de las almas de los trinitarios por haber quemado su convento y haber construido el teatro en su lugar. De hecho, el acervo popular cuenta que en las dos ocasiones en que el teatro padeció esta catástrofe, se encontró entre los escombros una misteriosa hoja de papel, escrita con la siguiente leyenda: “Soy un búho y no voy con nadie. Si lo volvéis a levantar, lo volveré a quemar”

Características del Gran Teatre Liceu

Interior del Gran Teatre Liceu
Gran Teatre Liceu – Panorámica del interior, palcos y butacas.
  • El escenario es de tal dimensiones y altura que cabría en él la estatua de Colón.
  • Actualmente la sala alberga 2292 butacas. Este espacio supone el 30 % total del edificio, ya que el escenario ocupa el volumen restante.
  • Su diseño está inspirado en el Teatro de la Scala de Milán, con una planta en forma de herradura que le proporciona una acústica excelente. Por su escenario han pasado los mas grandes interpretes de todos los tiempos. Originalmente el escenario tenía 3600 m2 y actualmente tiene más de 25000 m2.
  • El gran Teatro del Liceo fue inaugurado en 1847 y fue totalmente rehabilitado después del incendio de 1994, lo que le permite disponer de las ultimas tecnologías escénicas.
  • Existen diferentes salas de ensayo, tanto para los coros como para los músicos en las que la última tecnología, como paneles regulables de policarbonato, permiten reproducir los sonidos con exactitud. Los actores del coro disponen de toda una planta para cambiarse de ropa y maquillarse.
  • Los camerinos de las estrellas son 10 y están más cerca del escenario. Se asignan en función a la importancia del papel del actor en la obra. El director siempre dispone del número 10.

El Gran Teatre Liceu es un icono de la cultura Barcelonesa

Detalle de la boveda del Gran Teatre Liceu
Gran Teatre Liceu – Vista de la bóveda de su interior.

Hoy en día el Liceo es un referente a seguir. Es el teatro en activo mas antiguo y prestigioso de Barcelona y uno de los más antiguos de Europa. No obstante, este interés por la ópera parece que ya se venía cultivando desde hace tiempo y que es parte de la fuerte identidad de la ciudad. El aventurero genovés Giacomo Casanova cuenta en su autobiografía que “en Barcelona todo el mundo va a la ópera, y que incluso hasta las gentes de las clases más bajas, comentan con pasión las funciones del teatro”; fascinación que hoy día sigue perdurando.

Conclusión

Aunque no seas un gran amante de la ópera, igualmente puedes visitar este hermoso edificio. Podrás admirar lo exquisito de su construcción, sus dimensiones y su hermosura… y quizás descubrir algún secreto oculto de los monjes trinitarios.

Si quieres conocer más acerca de otros lugares para visitar en Barcelona, haz click aquí.

One Reply to “El Gran Teatre Liceu; símbolo de la ópera en Barcelona”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *