El monumento a Colón en Barcelona

Caminando por Las Ramblas en dirección hacia el puerto, indefectiblemente te encontrarás con esta majestuosa e imponente obra, que forma parte de la historia de la ciudad. Te invitamos a que leas y conozcas la historia del Monumento a Cristóbal Colón en Barcelona.

Historia

La intención de erigir el monumento a Colón

Ya desde mediados del siglo XIX Barcelona tenía intenciones de engalanar la columna erigida en la plaza del Duque de Medinaceli con un monumento a Cristóbal Colón, pero esta iniciativa se desestimó hasta que, con motivo de los preparativos de la exposición universal que sería en Barcelona en 1888 se retomó nuevamente el proyecto.

Imagen de la estatua que corona el Monumento a Cristobal Colón en Barcelona.
Estatua de bronce de Cristobal Colón en el monumento que lleva su nombre en Barcelona

Contexto político cuando se planeaba construir el monumento a Colón

En ese entonces (1853) España estaba en pleno período de la Segunda República; y el lugar elegido para la construcción sería la antigua Plaza de la Junta Revolucionaria, donde ya había un monumento a la paz. En el año 1874, con el golpe de estado del general Martínez Campos, el proyecto nuevamente quedó suspendido.

Se reanuda el proyecto

Nuevamente, en 1881 se retoma el proyecto y el Ayuntamiento de Barcelona crea un concurso con el objetivo de elegir los mejores artífices para la ejecución de esta obra. Se decidió erigir una columna de 60 metros como base del monumento y sobre su cúspide se posaría la estatua de Cristóbal Colón. Curiosamente, los resultados del primer concurso no fueron satisfactorios para el Ayuntamiento por lo que realizaron un segundo, donde los finalistas fueron los mismos arquitectos e ingenieros que en el primero. Posteriormente también se estimarían más propuestas para desarrollar y construir el conjunto escultórico de la base de la columna.

Los costes y financiación de la obra

La obra se presupuestó en un millón de pesetas que se pensaba sufragar con una suscripción popular, que solo recaudó 165.000 pesetas; por lo que el presupuesto tuvo que ser completado mayormente por fondos del Ayuntamiento. El gobierno y la diputación colaboraron con la donación de 30 toneladas de bronce procedentes de algunos cañones de Montjuic para su fundición. Y aunque hubo varias entidades y personajes que colaboraron, como curiosidad se puede destacar que el Consulado de los Estados Unidos que aportó 500 pesetas, y al ayuntamiento de Premiá, 25 pesetas.

Finalmente se inicia la obra de construcción del monumento a Colón

Las obras del monumento a Cristóbal Colón comenzaron en septiembre de 1882 cuando se colocó la primera piedra, y se excavaron 5 metros para los cimientos. Las obras fueron la gran atención de todos los barceloneses durante el proceso, no solo por la imponente columna que se estaba erigiendo sino más bien por el impresionante andamiaje que se había construido alrededor para poder proceder a la obra en sí.

El diseño de la estatua de Colón

Detalle del andamiaje que se montó para el montaje del monumento a Cristobal Colón.
Montaje del monumento a Cristóbal Colon en Barcelona. Detalle del andamiaje.

La estatua tuvo varios diseños, pero el elegido fue una figura de Colón sosteniendo un estandarte. Curiosamente en el diseño original Colón no tiene el brazo levantado, pero finalmente se construyó así para poder equilibrar el peso de la figura. El famoso dedo del almirante mide medio metro, lo que es algo desproporcionado para una estatua de siete metros, pero era muy importante que se pudiera ver claramente desde abajo

La inauguración del monumento a Cristóbal Colón

El culmen de la construcción fue en 1887 cuando se transportó la estatua al pie del monumento, tirada por 8 filas de caballos. Hasta el momento era la obra mas arriesgada que se había hecho nunca en Barcelona. Junto con esta gran obra también se urbanizó toda la zona del Puerto Olímpico, precisamente con el motivo de la celebración de la Exposición Universal de año siguiente. Finalmente, el monumento fue inaugurado el 1 de junio de 1888.

Curiosidad

Al año siguiente se instaló el ascensor que sube los sesenta metros de la columna hasta el mirador. Este fue el primer ascensor instalado en Barcelona. El día de la inauguración de este ascensor, el entonces alcalde de la ciudad quedó atrapado en el mismo y tuvo que ser rescatado por los bomberos.

Conclusión

El Monumento a Cristobal Colón, desde su construcción, ha sido uno de los iconos de la ciudad. Seguramente en este articulo habrás encontrado datos que no conocías, y ahora mirarás a la estatua de Colón con otra perspectiva. No obstante, siempre hay nuevas oportunidades para conocer y aprender más. Ven a visitar esta gran obra; podrás admirarla no solo desde su imponente exterior, sino también desde su interior. No te preocupes: ¡el ascensor funciona perfectamente!

Puedes aprender más acerca de los monumentos que se pueden visitar en Barcelona aquí.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *